Su pedido

OFERTA: 10 % descuento en Eurail Passes hasta el 3 de enero. Viaja de manera ecológica esta temporada de fiestas. Comprar ahora →

:
:
:
Días
Horas
Minutos
Segundos

5 things that happen when you travel without a plan

 

Planificar el viaje perfecto puede garantizar que este sea una fuente de diversión de principio a fin, y viajar con algo de estructura puede resultar esencial para lograr vivir todas las experiencias que deseas. Sin embargo, la flexibilidad es fundamental al momento de viajar, ya que la mayoría de las veces, las cosas no salen según lo planificado. Y, aunque en un inicio puede ser frustrante, por lo regular los mejores recuerdos de un viaje son los que se tienen por ese tipo de situaciones en las que es necesario hacer cambios. Estas son algunas de las cosas que hemos observado que suceden al dejar de lado la cautela y se decide viajar sin seguir un plan. Tómalas en cuenta si detectas que estás planificando de más tu siguiente viaje.

cafe-lugano

1. Puedes descubrir lugares de los que nunca habías escuchado antes

 

Cuando decides abstenerte de seguir un plan puedes bajar del tren cada vez que algo te parece interesante. El no tener prisa para ir de un lugar a otro te permite la posibilidad de hacer paradas en el camino y conocer lugares únicos de los que nunca habías oído hablar.

 

Algunas veces podrá tratarse de un pequeño y encantador pueblo con una plaza principal singular y otras veces, de algún sitio oculto que descubras por accidente y que te sorprenderá encontrar en un lugar que creías conocer.

girl-on-train-looking-out-of-the-window

2. Puedes hacer cosas distintas si cambias de parecer

 

Algunas veces querrás estar en medio del ajetreo y el bullicio de la ciudad, y otras veces necesitarás un espacio para respirar aire fresco que solo podrás encontrar en las montañas. Cuando decides no elaborar con antelación todo tu itinerario, tienes la libertad de elegir a dónde ir en función de lo que tengas ganas de hacer.

 

Si se te antoja darte un pequeño gusto, puedes visitar alguna de las capitales de la moda y consentirte con una terapia de compras en sus tiendas. Si prefieres estar en contacto con la naturaleza, siempre tienes la opción de practicar un poco de senderismo. Y si ves que el clima no se presta para ir al lugar que tenías pensado, puedes optar por algún otro lugar.

lucerne-station

3. Puedes dejar de preocuparte por los tiempos

 

Cuando viajas con flexibilidad, perder un tren o no lograr ver todo lo que querías no es algo que deba preocuparte y que tiene solución.

 

Puedes aprovechar para regresar a esa increíble heladería una vez más o desviarte a ese lugar emblemático que estaba en tu lista de camino a la estación de tren. Si logras llegar a tiempo para tomar el tren que querías, ¡magnífico! Pero si esto no es posible, en poco tiempo pasará otro tren al que podrás subirte. Y mientras esperas, puedes disfrutar de la arquitectura de la estación y observar los coloridos trenes que van pasando.

friends-sitting-canal

4. Puedes hacer nuevos amigos que sean tus guías o te orienten

 

Cuando viajas sin un plan, debes mentalizarte para ser espontáneo y estar dispuesto a vivir experiencias diferentes. Muchas veces, estas experiencias pueden tratarse de hacer amistades nuevas. Si logras simpatizar con personas que conoces mientras estás viajando, no solo pueden compartir consejos de viaje, también pueden vivir experiencias memorables juntos.

 

Al no contar con un itinerario fijo, no hay nada que impida que te quedes en algún lugar uno o dos días más y unirte a tus nuevos amigos en alguna excursión que planeaban hacer, o incluso pedirles que te muestren alguna parte menos conocida de la ciudad que tal vez tú no habrías podido encontrar por tu cuenta.

almeria-garden

5. Puedes satisfacer tu curiosidad en todo momento

 

Piensa en una ocasión en la que hayas visto de reojo algún callejón de aspecto inusual y que no hayas tenido tiempo de recorrer porque debías estar en otro lugar. O quizá en aquella vez en la que no pudiste subir a la cima de una colina para disfrutar de la increíble vista de la ciudad debido a lo apretado de tu itinerario.

 

Cuando viajas sin tener que seguir un plan, el único límite que tienes es el de tu curiosidad. Ya no tienes que preocuparte de perderte algo que te atraiga porque no existe nada que te impida moverte en función de tus intereses.

Prepárate para perderte

 

Europa ofrece infinitas posibilidades a los viajeros flexibles que se dejan llevar, y el Pase Eurail te permite explorarlas todas. ¿Sabías que puedes dejar abierta la fecha de inicio y viajar hasta 11 meses después de la compra? ¡Eso sí que es flexibilidad!