Días
D
Horas
h
Minutos
M
Segundos
s
Su pedido

De Múnich a Mostar: Un viaje a Bosnia y Herzegovina

El Puente Viejo de Mostar, que se eleva por encima del río Neretva, fue durante mucho tiempo un hito de inmenso significado. 

 

Desde su construcción a mediados de 1500, su impresionante diseño ha sido un guiño al poder de la creatividad humana. Su colapso durante la década de 1990 conmocionó a personas de todo el mundo y llamó la atención sobre el conflicto que devastaba a Bosnia y Herzegovina.  

 

Hoy, el puente reconstruido sirve de "símbolo de reconciliación". Es una parada muy apreciada entre los viajeros de tren que hacen el trayecto a Bosnia y Herzegovina 

 

El año pasado, me paré entre las tiendas del bazar Kujundžiluk de Mostar al anochecer, contemplando con asombro el “nuevo” Puente Viejo iluminado. Ver el puente en persona fue el final conmovedor de un viaje con Interrail que hice desde Europa Central a Bosnia y Herzegovina. 

 

Dependiendo de dónde comiences el viaje en tren, lleva tiempo llegar a destinos como Sarajevo y Mostar; los viajeros deben cambiar de un tren a un autobús para cruzar la frontera con Bosnia. Pero quienes hacen el viaje se ven recompensados con exuberantes vistas del valle, una cocina deliciosa y un clima a menudo veraniego que se extiende hasta bien entrado el otoño. 

 

En este itinerario, aprenderás a usar un Pase de 5 días para reproducir mi viaje de Múnich a Mostar, cruzando Austria, Hungría y Croacia. Los usuarios de Eurail pueden tardar más tiempo en recorrer la ruta, haciendo paradas en ciudades y pueblos a lo largo del camino.  

 

¿Listo para ir? Elige tu Pase, reserva los asientos que necesites y haz las maletas. 

Mapa que muestra la ruta de Múnich a Mostar

1. Múnich, Alemania

 

Tu aventura comienza en Munich, el gran y bullicioso corazón de Baviera en el sur de Alemania. Aunque la ciudad es famosa por su casco antiguo y su ruidosa celebración del Oktoberfest, es fácil escapar de las multitudes y disfrutar de un ritmo de vida más lento en Múnich. 

 

  • Pequeñas tiendas de propiedad local se encuentran repartidas por todo Múnich y ofrecen a los viajeros un lugar memorable para comprar un recuerdo. Wortwahl Buchkultur, una librería y papelería única, está a pocos pasos del casco antiguo de Múnich. 

  • Disfruta de la cocina tradicional de Múnich con una visita al Königlicher Hirschgarten, un restaurante cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XVIII. En una tarde soleada, puedes pasar una o dos horas sentado en las mesas al aire libre degustando especialidades regionales como las salchichas (aunque el menú también incluye opciones vegetarianas). 

  • El Palacio de Nymphenburg sirvió una vez como residencia de verano de lujo para Max Emanuel, un elector de Baviera que llegó al poder en 1679. Hoy en día, el palacio y sus alrededores son un lugar suntuoso para sumergirse en la naturaleza que rodea a Múnich. 

Vista aérea de Múnich, Alemania

Toma un tren directo de Múnich a Budapest. Tiempo de viaje: 6.5 horas

Reservas de asientos no requeridas

2. Budapest, Hungría

 

Budapest, una capital ornamentada y fascinante, se extiende a cada lado del río Danubio en el norte de Hungría. Hay una gran belleza en los lugares más famosos de la ciudad (como el edificio del Parlamento húngaro), pero los viajeros también deben prestar atención a los pequeños detalles de Budapest. Busca un arco tallado por aquí, un grafiti de colores por allá... detalles deliciosos que se esconden a simple vista. 

 

  • Para hacerte una idea de cómo el Danubio divide en dos a la poderosa ciudad de Budapest, sube al castillo de Buda para observar la ciudad desde un punto alto. El complejo del palacio, situado en una colina con vistas al río y a la ciudad, muestra más de 2000 años de historia de Budapest. 

  • Si el pronóstico indica que va a llover, no temas: las cafeterías de Budapest, lujosamente decoradas, son un lugar único para recuperar cafeína y conversar con otros viajeros. El New York Café se encuentra a 15 minutos a pie de la estación de tren de Budapest-Keleti. 

Vista aérea del complejo del castillo de Budapest

Toma un tren directo de Budapest a Zagreb. Tiempo de viaje: 6.5 horas

Reserva de asientos requerida

3. Zagreb, Croacia

 

Tranquila y encantadora, Zagreb parece un mundo aparte de los populares destinos costeros del sur de Croacia. Es un placer pasear por las tranquilas calles de Zagreb en un día soleado y explorar la capital. Recomiendo empezar por la "ciudad alta", que alberga varios sitios dignos de mención y unas vistas de primera categoría del resto de la ciudad.  
 

  • Recarga energías con una visita al mercado de Dolac, una reunión diaria al aire libre de vendedores que venden frutas, verduras, pan de maíz y más. Sabrás que has llegado a este mercado de 80 años de antigüedad cuando veas las sombrillas rojas que dan sombra a los vendedores. 

  • El Museo de las Relaciones Rotas, ubicado en una majestuosa casa blanca en la Ciudad Alta de Zagreb, está repleto de recuerdos de seres queridos perdidos, enviados por personas de todo el mundo. La colección es un poderoso recordatorio de que, a pesar de nuestras diferencias, estamos unidos por nuestras experiencias compartidas de desamor. 

  • El túnel Grič, que alguna vez fue un refugio antiaéreo durante la Segunda Guerra Mundial, ahora alberga instalaciones de arte durante todo el año, bajo la Ciudad Alta de Zagreb. 

Paisaje del horizonte en Zagreb, Croacia

Las conexiones internacionales desde Zagreb están suspendidas desde hace algunos años por obras de construcción. Los viajeros pueden tomar un autobús directo desde Zagreb a Sarajevo. El autobús no forma parte de la red de Pases y los billetes se deben comprar por separado. Duración del viaje: 6.5 horas 

4. Sarajevo, Bosnia y Herzegovina

 

Después de un largo viaje, finalmente has llegado a Bosnia y Herzegovina. Comienza por recorrer las calles y laderas que rodean Sarajevo, la pintoresca y cautivadora capital del país. Mientras paseas por el bazar y las sinuosas calles de la ciudad, tómate un tiempo para ir más lento y absorber los altibajos de la vida cotidiana en Sarajevo. 

 

  • No faltan pequeñas empresas que venden café y bureks bosnios en el bazar de Sarajevo, lo que significa que deberás probar tantos como puedas durante tu estadía en la ciudad. El burek vegetariano de Sač se convirtió en mi favorito durante mi viaje a Sarajevo. 

  • Viaje desde el fondo del valle hasta las montañas en el querido teleférico de Sarajevo, construido en 1959. En apenas 12 minutos, te transportarás a los senderos del monte Trebević, con una vista panorámica de la ciudad. 

Bazar en Sarajevo, lleno de recuerdos tradicionales de cobre y otros artículos para comprar

Toma un tren directo de Sarajevo a Mostar. Tiempo de viaje: 2 horas

Reservas de asientos no requeridas

5. Mostar, Bosnia y Herzegovina

 

Tu viaje culmina en Mostar, en el sur de Bosnia y Herzegovina, donde el clima veraniego a menudo se prolonga hasta bien entrado el otoño. Con un animado centro de la ciudad, hermosas colinas circundantes y numerosas oportunidades para hacer excursiones de un día, es fácil enamorarse de Mostar. 

 

  • Disfruta de una vista panorámica de la Ciudad Vieja de Mostar y del río Neretva con una visita a la mezquita Koski Mehmed Pasha. Después de admirar la impresionante arquitectura de la mezquita, asegúrate de subir al minarete para disfrutar de una impresionante vista de 360 grados del Mostar. 

  • Además de recorrer Mostar, considera hacer una excursión de un día a destinos cercanos. Me sorprendió la vista de la cascada de Kravica y Počitelj, un asentamiento medieval sobre el río Neretva. 

  • Termina tu estadía en Mostar cenando tranquilamente en uno de los muchos restaurantes situados sobre el río, preferiblemente con vistas al emblemático Puente Viejo de la ciudad. Tómate el tiempo para reflexionar sobre tu viaje y tu estadía en Bosnia y Herzegovina. Sospechamos que saldrás de la ciudad soñando ya con tu regreso. 

Puente viejo en Mostar, rodeado de exuberantes laderas

Mantente al día con Eurail